Crosthwaite: crimen y censura

Durante la presentación de su más reciente novela, Tijuana: crimen y olvido (2010), Luis Humberto Crosthwaite fue desalojado sin preámbulos del recinto por el director del Instituto Tlaxcalteca de Cultura, Gerson Orozco García. El supuesto motivo se atribuía a un conflicto de horarios con otro grupo que debía ocupar el espacio, lo cual resultó completamente falso. Según opina el autor, se debía al contenido de su presentación en donde critica la guerra contra el narcotráfico que desató el gobierno calderonista en en 2006, la misma que ha dejado un saldo de muertos que ahora supera las 35,000 víctimas mexicanas. Y no sólo la guerra misma, sino también el discurso oficial que reduce la pérdida de miles de vidas inocentes a dizque daños colaterales, insinuando que quienes ya sufren doblemente el crimen organizado y la indiferencia e ineptitud del gobierno deben reconocer el perenne estado de victimización que les espera porque, para los dirigentes de la nación, nunca alcanzarán la dignidad de ser considerados seres humanos.

Como muestra de apoyo y solidaridad para un escritor a quien estimo mucho, copio aquí el texto que Crosthwaite escribió con su versión de los hechos.

Tlaxcala: presentación interrumpida

Era viernes 29 de abril. Se trataba de presentar mi más reciente novela, Tijuana: crimen y olvido. Sería un evento como muchos otros, organizado por el Instituto Tlaxcalteca de Cultura. Sin embargo no todo sucedió como se acostumbra. En un momento de la presentación recibí un mensaje donde me informaban que el director había pedido que se suspendiera la presentación y que saliera inmediatamente del foro que ocupábamos en la Casa del Artista. Incluso me avisaron que afuera había policías.

Continue reading Crosthwaite: crimen y censura

Advertisements

Ningún crítico cuenta esto…

Cristina Rivera Garza: Ningún crítico cuenta esto…, el nuevo compendio de artículos académicos sobre la obra de la autora de Nadie me verá llorar y La muerte me da es un punto de referencia obligatorio para quienes quieran profundizar sus lecturas. Y no lo digo porque ahí se incluye un artículo mío – aunque la coincidencia no se deja pasar por alto. No, más bien lo digo por la distinguida lista de especialistas capitaneados por Oswaldo Estrada, profesor de UNC Chapel Hill: Sara Poot-Herrera, Cheyla Samuelson, Claudia Parodi, Vinodh Venkatesh, Ute Seydel, Oswaldo Zavala, Irma Cantú, Emily Hind,  Mario Martín-Flores, Encarnación Cruz Jiménez, Ignacio M. Sánchez-Prado, Carlos Abreu Mendoza, Emily Hind, Jorge Ruffinelli, Irma Cantú, You-Jeong Choi, Oswaldo Estrada y el recientemente fallecido Juan Bruce-Novoa. Los ensayos que integran el libro abarcan la totalidad de la obra de Rivera Garza y plantean sugerentes lecturas teóricas que abarcan estudios de género, historia literaria de México y otros temas.

Lo que es más, presentaremos este libro durante un panel especial en el Carolina Conference on Romance Languages que se celebrará del 24 al 26 de marzo 2011 en el campus de UNC Chapel Hill.

The Times They Are a-Changin’: El rock en la literatura mexicana, 1960-2010

Este verano presenté la siguiente ponencia en la UAM-Iztapalapa. Agradezco a la profesora Alma Mejía su amable invitación.

=========

La Plaza Garibaldi es reconocida internacionalmente como punto de convergencia para los mariachis mexicanos. Es simultáneamente la última parada de la línea verde del metro en México. Allí, concreto abajo, los ritmos candentes de Elvis, los Rolling Stones, los Beatles y otros intérpretes del rock and roll norteamericano y británico desplazan las canciones de José Alfredo Jiménez, Pedro Infante y Vicente Fernández. Este surgimiento subterráneo del rock es paradigmático de un movimiento literario que comienza en los años sesenta con los textos de la Onda y que continúa ejerciendo su encanto sobre escritores contemporáneos. José Agustín es el motor literario que mejor encarna el espíritu musical y revolucionario de esta época con textos como Inventando que sueño (1968), La nueva música clásica (1968), El rock de la cárcel (1986), El hotel de los corazones solitarios (1999) y Los grandes discos del rock (2002). En un gesto parecido al de las vanguardias hispanoamericanas, Agustín establece un nuevo panteón musical e incorpora algunos conjuntos mexicanos a ello. Siguiendo su ejemplo, Juan Villoro (Tiempo transcurrido, 1986) incorpora el rock en sus obras como filosofía central pero desde una óptica nostálgica. El descendiente más reciente de este género es Luis Humberto Crosthwaite, que hace poco escribió la introducción a los Cuentos completos (2002) de Agustín. A pesar de que Crosthwaite reafirma el vínculo con la música norteamericana en textos como El gran preténder (1992) y No quiero escribir, no quiero (1993), desmitifica la figura central del intérprete y rescata la música nacional en Idos de mente (2001) y Instrucciones para cruzar la frontera (2002). En este trabajo examinaré cómo estos tres escritores proponen una visión cultural de México a partir de la incorporación de la música y del músico a su literatura.

Continue reading The Times They Are a-Changin’: El rock en la literatura mexicana, 1960-2010

Luis Leal: 1907-2010

Eminent Mexicanist scholar don Luis Leal passed away yesterday, 25 January, a the age of 102. While I never had the opportunity to meet him personally, I have been instructed by his writing and his students. In tribute, I share an encyclopedia article that I wrote about don Luis for María Sobek-Herrera’s forthcoming Encyclopedia of Latino Folklore.

==============

Luis Leal is a prolific literary scholar and academic whose work in disseminating Mexican, Latin American, and Chicano literature has paved the way for generations of scholars.

Leal was born on September 17, 1907, in Linares, Nuevo León, México, to a ranching family that supported the Mexican Revolution. Upon completing high school in his hometown, and realizing that Linares offered no further educational opportunities, he applied to Northwestern University, was accepted, and studied math for two years before switching to Spanish. While at Northwestern he met and married Gladys Clemens in 1936. In 1939, he became a naturalized U.S. citizen. He later pursued a Master’s degree in Spanish at the University of Chicago, and would have proceeded directly to doctoral work had he not been drafted into military service. Due to his colorblindness, Leal was placed in an Army infantry regiment and fought in the Philippines. When the war concluded, he returned to the United States and to his studies, earning his doctoral degree in 1950.

Continue reading Luis Leal: 1907-2010

Volpi: The Future of Latin American Fiction

Three Percent, a website based out of the University of Rochester dedicated to the dissemination of translation, recently posted a speech from Mexican author Jorge Volpi on the state of Latin American literature. The speech was broken down into five parts and serialized over the course of a week. Volpi addresses the works of some of the sacred cows of the Latin American tradition (Gabriel García Márquez, Juan Rulfo, Jorge Luis Borges), highlights some of the up-and-coming stars of contemporary fiction (Roberto Bolaño, Santiago Roncagliolo, Edmundo Paz-Soldán), and looks to some who are not as well known but hopefully will be in the near future (Yuri Herrera, Élmer Mendoza, Martín Solares).

As a side note, Volpi’s comments on 2666 echo Sarah Pollack’s outstanding article in the most recent edition of Comparative Literature (Summer 2009).To date, this is the best article that has been written on Bolaño’s reception in the United States.

Here are the links to Three Percent. Many thanks to them for their work! Part I, Part II, Part III, Part IV, Part V

Sánchez Prado: Naciones intelectuales

Naciones Intelectuales portada Recién aparece en los estantes digitales más conocidos el nuevo libro de Ignacio Sánchez Prado, profesor de Washington University en St. Louis. Leí la tesis doctoral de la que surge este libro y les aseguro que vale la pena una cuidadosa lectura.

Aquí va el resumen de la editorial: “En Naciones intelectuales, Ignacio M. Sánchez Prado explora los procesos y obras que sentaron las bases de una nueva modernidad literaria en la estela de la Revolución Mexicana. Enfocándose en un periodo que va de la firma de la Constitución de 1917 al deceso de Alfonso Reyes en 1959, Sánchez Prado centra su análisis en la forma en que cuatro elementos de la práctica cultural mexicana—la noción de literatura, la figura del intelectual, la creación de instituciones académicas y la definición de identidad nacional—emergieron a partir de distintos debates sostenidos por las figuras más importantes del periodo. A través de una apropiación de la noción de “campo literario” de Pierre Bourdieu, el libro analiza varios momentos clave, controversias e intervenciones culturales, las cuáles condujeron en última instancia la transformación del diverso espectro estético creado por la Revolución en un sistema literario altamente institucional. El trabajo de Sánchez Prado confronta un amplio conjunto de escritores, incluyendo Alfonso Reyes, Jorge Cuesta, Manuel Maples Arce, Ramón López Velarde, Francisco Monterde, José Gaos, los filósofos del Hiperión y Octavio Paz. Como resultado, este libro ofrece una cartografía de las instituciones literarias mexicanas de un rango sin precedentes, que permitirá a lectores, estudiantes y académicos comprender la construcción de la literatura mexicana moderna de manera clara, rigurosa y sistemática.”

También un blurb del Sebastiaan Faber: “Analizando y reconstruyendo de forma cuidadosa la evolución del contexto institucional de la vida intelectual mexicana del siglo XX, el autor de Naciones intelectuales realiza una importante revisión de varios momentos claves en su historia intelectual y literaria, empezando con las vanguardias … Entre otras cosas, este brillante ensayo constituye un esfuerzo poderoso por arrancar de una vez por todas algunos de los paradigmas, mitos y tópicos más persistentes en la representación de la identidad e historia intelectual mexicanas, en círculos eruditos tanto como populares.”

Crosthwaite, “Where have you gone, Juan Escutia”

Luis Humberto Crosthwaite, narrador tijuanense, publicó su nueva novela Aparta de mí este caliz hace un par de meses. No la he leído, pero mi compadre Nacho me la trae de México ahora. Será interesante ver qué vuelta le da a la novela de Vicente Leñero, El evangelio según Lucas Gavilán. Mientras espero la llegada de la novela, vuelvo a leer sus cuentos.

Para quienes no conozcan sus colecciones Instrucciones para cruzar la frontera (2002), No quiero escribir, no quiero (1993), Mujeres con traje de baño caminan solitarias por las playas de su llanto (1990), y Marcela y el rey al fin juntos (1988), valen la pena. Lo que en primera instancia me atrajo a sus obras fue su desgarbado interés en la música. Pueblan las páginas de estos cuantos referencias al rock and roll que desde joven escucho (Clapton, Santana, los Beatles, Los Platters) y algunas rolas mexicanas que he adquirido posteriormente. Pero hoy leí “Where have you gone, Juan Escutia” de Marcela y el rey sobre tres gringos militares que cruzan la frontera en busca de sexo y alcohol. Qué cuento! Está, desde luego, la música. Pero está también una refinada re-escritura de la invasión norteamericana de 1846. Crosthwaite se pregunta que habría pasado si Winfield Scott, jefe del ejército invasor, “hubiera entrado por estos rumbos… por la frontera más visitada” en vez de arribar a la capital por Veracruz. Es un cuento genial y, si tienes oportunidad de encontrar el libro — son escasas las copias que existen (sólo se editaron 1000 ejemplares) y valen su peso en oro maciso — les recomiendo todo el volumen.

En este video, Crosthwaite habla sobre Aparte de mí este caliz: